Desperate stressed businesswoman sitting on the floor surrounded by crumpled paperwork: business failure and crisis concept

El Fracaso no Existe y el Éxito lo construimos nosotros.

La situación que llamamos fracaso es una excelente oportunidad para aprender de nosotros mismos. Claro que se requiere de una muy buena dosis de humildad, para reconocer aquello que no estamos haciendo bien.

El discurso exitoso sobre el fracaso nos dice que hay que fracasar primero para poder conseguir después nuestros objetivos y lograr el éxito que queremos.

Desde los espacios de producción simbólica más autorizados nos bombardean cotidianamente diciendo que fracasar es algo bueno y que constituye una oportunidad, ya que de ahí surgen lecciones de vida que no obtendríamos de otro modo. Escuchamos por todas partes que la clave del éxito es el fracaso y que tocar es necesario para alcanzar el cielo del éxito. Pero como Aristóteles decía del ser, el fracaso se dice de muchas maneras.

La persona exitosa cayó muchas veces y aprendió cosas maravillosas. Las situaciones difíciles cuando son interpretadas como una linda oportunidad de aprendizaje te hacen un «roble» ante las nuevas situaciones que se te presentan. Si las ves como una gran catástrofe vas a sufrir mucho y sacarás muchas excusas.

 

Muchas personas que no han logrado nada en la vida y no sospechan lo cerca que estaban del éxito en el momento en que se dieron por vencidos. “- Thomas Edison

Los fracasos no existen, solo hay opiniones, y la forma en que reaccionamos ante estas opiniones determina nuestro éxito.
 
Habiendo sufrido una derrota, puede actuar de diferentes maneras: abandone su idea (esto será una verdadera derrota), ignore lo que los demás estén diciendo y vuelva a intentarlo (tampoco demasiado inteligente, porque la necesidad de realizar las mismas acciones y esperar de Si los resultados diferentes indican un grado leve de locura) o cambiar el enfoque y hacer otro intento.
Porque el éxito de lo que hacemos es la paciencia de lo que hacemos y el esfuerzo que realizamos para solucionar los conflictos que lleguen.